martes, 31 de marzo de 2015

Uno de esos días

Yo también creo que perdí todos los caminos.
Mi único sueño es despertarme un día lejos de todos, en una cabaña... y ser olvidada poco a poco.
No me soporto. Incluso no soporto mi vida. Te extraño, te extrañare toda la vida. Yo decidí romper el puente que me llevaba hacia ti. Quemarlo, prenderlo fuego y destruir cualquier camino de retorno.

Mantuve la esperanza de que no seas la persona con la que soñé toda mi adolescencia, de que no seas el hombre de mi vida, ni de mis sueños.
Intento volver a soñar, aunque algunos días cuesta mas.
Algunos días creo que estaré siempre sola.
Algunos días creo que algún día encontrare el amor de vuelta.

Creo que mentirte es fácil, mentirme a mi me es difícil.
Quisiera que nunca mas me vuelvas a tocar en mi vida, porque eres un monstruo. Y a la vez recuerdo a aquella persona que me enamore en una tarde, en un segundo, y me convenzo de que nunca existió.
También recuerdo viejos fracasos... a mi mejor amigo que un día ame, lo recuerdo y me imagino que hubiera pasado si hubiera sido mas tolerante, quizá de todos modos se hubiera ido con su otra mejor amiga.

Y aquí estaría, nuevamente sola, como siempre lo estuve.

Ahora solo deseo paz, equilibrio, iluminarme y al menos saber qué es lo que quiero y qué busco.
Y nada, pero nada más.

No hay comentarios: