domingo, 31 de agosto de 2008

69D




Busca otro camino, siempre habrá salida. ¿Dónde estas? Intentando salir del laberinto, te busco hasta donde se que no estas.
Y yo no puedo hacer nada, sólo el tiene que darse cuenta donde tiene que buscar. Ojala que escuche el reloj latiendo dentro de mi corazón, contando cuanto falta para verle.
Y a cada paso más cerca se acerca hasta mí, diciendo que viene por una fiesta.
A cada paso mas cerca me pongo el vestido azul, se sonrojan mis mejillas y se pinta de verde esperanza mi corazón. Se combinan los colores bajo el sol.
Y ya es tiempo de sacar las polleras y andar de remera, de sentir el olor de las flores al andar y preguntarme como será.
Esperar así con el corazón lleno no me va a importar, sabiendo de sobra que aquí estarás, llegando el día esta y entra la luz en todo el lugar.
Ya va a llegar, ya va a llegar, ese abrazo ya va a llegar.

Algo me dice que estas perdido y yo intento guiar tu camino, algo me dice que estas triste, tan en el fondo que ni vos lo podes ver. Pero es verdad, tus ojos me dicen que penas arrastras y yo no me voy de acá, aunque no deje de fastidiarte hasta el día que vuelvas a sonreír. ¿Te acordás cómo es? Es así, primero me das la mano y después nos vamos caminando, cantamos alguna canción y ahí esta! Ves la estoy viendo esa sonrisa que tanto te contagiaba. Tal vez pueda ser una enfermedad, pero nunca te vas a querer curar.
No seas amarguete siempre por algo se que me enojo pero se me pasa rapido, soy asi de incontrolable, siempre me meto en aputos y tu ¿Podrás cuidarme? Si, te encanta estar detrás de mi evitando que me caiga, vamos déjame que yo te cuente una historia.

Se bien que no tiene un porque, ni tampoco hemos sumado tiempo en esta pequeña historia, pero las razones van de sobra, se que vas a llegar. Aquí te espero yo, haciendo malabares hasta el día en que salga el sol tan brillante como ayer.

No tengas miedo, si te miro se que temblás, no tengas miedo esto sea para bien o para mal, nos hace sentir más vivos y hasta un momento en los recuerdos quedará. No me sueltes de la mano esta vez si me llegas a tomar, deja que el río fluya hasta el mar. Dale, dame la mano y vamos a jugar, a sonreír, a cantar, a bailar y quererte como siempre, como nunca y como antes. Dale dame un beso de esos que queres, nade te lo impide, acciona y reacciona. Dale que te espero, llega más rápido, acelera y no digas tonterías, no te excuses con tu nombre ni tu profesión, tu corazón se entiende con el mío mejor que vos y yo.

Vas a ver que lo que hayamos dicho no importa, si te tengo acá al lado mío, lo malo se va en un suspiro. Y mi corazón sigue latiendo cada vez más intenso que ayer, y mi corazón sigue contando cuanto tiempo falta para verte volver, y mi corazón sigue sintiendo cada vez que estas más cerca.
Porque vos sabes que se siente, se siente en el aire, en el ambiente. Y todo alrededor te hará acordar de mí después del día que me vuelvas a ver, volverá a latir, y seguirá sintiendo. Empezaras a sentir ese tic tac de cuanto falta para volverme a ver, y a la madrugada me vas a estar esperando para verme llegar y me vas a pedir que me quede tal como antes, y yo me voy a quedar. Y te voy a pedir que te quedes.






Solo vos con un tibio abrazo
vas marcando el paso
de este juego
de a dos
la razón no importa demasiado
si estas a mi lado dándome tu amor


Escucha el tic tac, tic tac, dulce tic tac
Cuento los segundos que faltan para verte







miércoles, 20 de agosto de 2008

Diran que no podemos

Y aunque nadie pueda saber que es lo que me pasa,
me pesa en el alma tu presencia,
….esencia
y entre eternas primaveras
deshojo esperanzas
esperando lo que dicen que no podemos

Sueño verte caminando
en un lugar desierto y lleno
Sueño verte caminando
buscándome en el suelo

Dirán que no podemos,
y nosotros lo haremos.

Porque mi diccionario
se reduce a una palabra
sé solo tu nombre
y ya no puedo decir nada
de mi boca saldrán rocas
antes que un suspiro
yo no quiero decir nada
que me aleje tu mirada

Dirán que no podemos,
y nosotros lo haremos.

Podrán lavarnos el cerebro,
diciendo que no podemos
pero el corazón no se mancha,
ni se limpia
se rompe entre risas,
se parte entre llanto
podrán hacerte alejar,
pero no así olvidar

Porque mi diccionario
se reduce a una palabra
sé solo tu nombre
y ya no puedo decir nada
de mi boca saldrán rocas
antes que un suspiro
yo no quiero decir nada
que me aleje tu mirada

Dirán que no podemos,
nada que me aleje de tu mirada
nada que me aleje de tu mirada



CeleS

Esta es una canción que cree para alguien especial. Ojala al menos les guste la letra.

Lo que me contaste mientras me hacia la dormida

Palabras se derraman
en un espacio de inconciencias
de figuras imaginadas
inestables, inexistentes.

Imágenes perdidas
en un pensamiento
de pasados remotos
aun no olvidados.

Acciones no realizadas
por mentes controladas
conciencias perdidas
por no hacer lo incorrecto

Haciendo lo desecho
se pierden mil hechos
que jamás existieron

Pensamiento infame
estúpidas neuronas
que no dejan ir
ni un recuerdo de ti


CeleS





A veces nos prometen que nunca se irán, pero siempre lo hacen. Me duele que se vayan y nunca lo ven. ¿Hasta cuando alguien dirá una sola verdad?. Basta de mentiras piadosas, duran menos que tu presencia.

"Me averguenza haberte besado teniendo los ojos cerrados". Y al final de todo, me doy cuenta, que me soltaste de la mano. Y todabía, la espero. Me duele esperar, me duele no PODER hacer lo que quiero hacer ahora, pero algo más me tira a esperar. Debí haber hecho algo hacia tiempo... pero habia olvidado como eras.... tenía los ojos cerrdos, y no te pude ver.

mi vida por un beso

Cuando llega el punto en que el alma humana es capaz de pedir un momento, que no llega a durar ni un segundo, pero lo desprende de todo el resto. Lo desprende de lo que estaría mal y de lo que estaría bien, de lo que suponen los demás, y de la conciencia propia. Lo desprende hasta de lo que alguna vez creyó su destino. Sin sus vueltas, la vida no seria vida.
Y es difícil querer aceptarlo, es difícil querer escribir nuestro propio destino sin que alguien venga a poner acotaciones al margen. Sin que alguien venga. Y es difícil, muy difícil, dejar que se vaya.

Y te das cuenta de cuan puro es, si sabes que no anhelas mas que eso, si sabes que con tan solo su presencia eres feliz. Si sabes que aunque puedan luchar contra todo lo que crees, al ver al fin sus ojos, nada de lo que creías tiene mayor importancia.
Porque uno en soledad, puede decidir hacia donde va, y si se presenta la persona que te quite de esa soledad, te llevara a nuevos caminos. Y es difícil soltar su mano, si no quieres hacerlo. Y es más difícil aun no dejarlo en libertad.

Y quisiera creer cuando dicen que aun lo sientes, cuando ya no te preguntas como estoy, ni te preocupa si tirito de frío esta noche. Y quisiera creer que no es así, y quisiera dejar de imaginar que no es así, y quisiera soltarte la mano y echarme a partir, y decir que aquel viaje termino, pero ya sabes, así son los asuntos pendientes.

Y hoy no quisiera escuchar canciones tristes, pero lo hago
y hoy no quisiera sentir tu caricia, pero lo hago
y hoy no quisiera recordar tu nombre, pero lo hago
y hoy quisiera decirte adiós pero no puedo.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Cinco minutos más

El sol deslumbraba entre las persianas semiabiertas de su balcón. Aun no daban las seis, pero estaba despertando. Había soñado tan bonito, pero era hora de empezar el día.
Las ganas que tenia de decírselo, o de volver el tiempo atrás y empezar de cero. Intentaba, pero no podía volver, ni empezar.
Abría los ojos apenas entre las penumbras y los rayos de sol. Tanteo a su izquierda buscando encender la radio, pero algo se interpuso en su camino, un rostro.
Era suave, con una barba de unos días, y sonreía.

- ¿Tú? ¿Qué haces aquí?, Te pedí que te fueras, ¿Que haces en mi cama?
- Todavía no son las seis, puedes soñarme un poco mas, al menos quedan quince minutos, anda duerme.
- No, ¿Como te saliste?, Tengo que despertarme algún día, además, tu mismo me dijiste que te olvidara, hazme el favor de ayudarme al menos… desaparécete! Esfúmate!
- No, yo no fui, fue mi yo real
- Tu yo real, tu yo de los sueños, sigues siendo tu de todos modos, vamos apártate de mi cama, o te vas de mi cama o me invitas a la tuya.
- Te invitaría, pero la única forma que tengo es que vuelvas a dormir…
- Mírame, no me eh bañado en días, en realidad ni ganas tengo de salir de esta cama el único lugar donde te puedo ver, y donde no me pueden censurar. Pero ya es demasiado, apiádate de mi, al menos si me vas a mantener así de ilusionada y vas a llenar mi corazón cada noche, al menos tirame unas migas de pan… Por favor entiéndeme, y apártate.
- Yo no soy quien no te habla, es mi
- Eres tu, tu.. tu.. TU!

Ella empieza a golpearle tras cada tu, intentando tirarlo de la cama, el cae y desaparece. Ella se levanta, enciende la radio y allí esta, no en un cd, ni en otro lado, en la radio pasan aquella canción, la que…
- Te dedique…
- ¿Todavía no te fuiste? – enfadada responde, el esta cómodamente acostado entre las sabanas.
- No son las 6, tenemos tiempo.
- No, no lo tenemos, y hazme el favor de creer que ya no sueño contigo.

Ella se suelta el cabello y se empieza a peinar. Era largo y castaño, brillaba como si tuviera pequeñas estrellas incrustadas en sus cabellos.
- Siempre me gusto tu cabello. No te lo cortes, eres bonita.
- Uff… - ella deja el cepillo delante del espejo, se mira atentamente – no puedo en serio, lo intento, pero sigues aquí. No puedo mirarme al espejo y decirme que no es así cuando se que lo es…Tan solo… Tan solo quisiera que si te vas… te vayas, pero a su vez, no quisiera que te vayas… hubiera querido quedarme…No quisiera ya molestarte, y que ni siquiera te vea ya como un punto en la lejanía… ya no se – se termina de arreglar el pelo delante del espejo y se acerca a la cama con tristeza – tú pelo también es muy bonito, y tus ojos, y tu nariz, y tú...

Ella, le regala una sonrisa, de esas que creía que tanto le gustaban. El acaricia su cabello y abre el acolchado, para que se acostara, aunque fueran cinco minutos más.

- Cómo hacer para olvidarme de ti, si cada noche sigues aquí.
- No lo sé…
- ¿Por que me tratas así?... no haces nada, pero me hace doler aquí adentro…
- Ya sabes, es que a veces tu riñes de mas, y yo no quisiera eso, pero eres tu y… yo no quisiera… ni siquiera…
- Ya sabes, perdón pero… es mi forma de ser, es la forma de ser que no quería que conocieras… pero la conociste, ojala pudiera volver a…
- Shh…quisiera que duermas conmigo, quisiera despertarme al menos hoy en tu compañía…- y tomándola de la mano – quédate, no te vayas, por favor…
- Eso fue algo que me habías dicho no hace mucho… lo recuerdo bien… y no me pude resistir…

Ella entra en la cama nuevamente y se abrazan. El le besa la frente, complacido de que volviera a dormir.
- Ojala algún día, vuelvas a hablarme, te quiero mucho, sabes?
- Si, lo se linda…
- Tan solo me gustaría que alguna vez fuera real…
- A mi también…

Despertó una vez más, abrazada al acolchado. Ya daban las seis, pero prefería quedarse, cinco minutos más.